Fieles a las técnicas tradicionales de vigilancia, Griffin Investigations, Inc. comenzó por reunir información para pequeños casinos sobre apostadores que llevaban dados cargados, manipulaban las máquinas tragaperras o hacían trampas en las cartas. Pero como los jugadores cada vez ideaban trampas más sofisticadas, Griffin se vio forzado a recibir al siglo XXI con un sistema de detección mucho más avanzado e inteligente.

Especializados en la vigilancia de Casinos desde 1967, la Griffin Investigation Company constituye un grupo de investigadores privados entrenados para aplicar un sistema biométrico capaz de detectar a aquellos que cuentan cartas en el blackjack. Toda la información es almacenada en una colección de informes que llaman los “Archivos Griffin”.

Los Archivos Griffin se componen de fotografías y datos sobre jugadores de blackjack que emplean métodos ilegales de conteo de cartas, así como jugadores que acostumbran a disfrazarse como empleados del casino para robar fichas y ganar.

Sus técnicas le han ayudado a muchos casinos a reducir las pérdidas. Asimismo, Griffin Investigations posee una base de datos en línea que solo pueden acceder los operadores de apuestas. En la base de datos se puede encontrar: expertos en detección de rasgos faciales, funciones especiales para software, acceso a todos los datos almacenados y al historial de los contadores de cartas en el blackjack, opciones múltiples de búsqueda, acceso las 24 horas del día e investigaciones en torno a clientes específicos. Robert R. Griffin y Beverly Griffin fundaron su empresa y reunieron un prestigioso equipo de agentes. También distribuyen periódicos especializados para los casinos, con la actualización de noticias pertinentes.

Los “contadores de cartas” no violan la ley porque no utilizan ninguna clase de instrumentos o equipamiento para contar cartas. Sin embargo, los casinos no los quieren dentro de sus establecimientos, porque si bien no controlan el resultado del juego de blackjack el cálculo de probabilidad de las manos les ayuda a mejorar notablemente sus posibilidades de ganar.

La Compañía ha generado algo de controversia porque se rumorea que algunos de sus datos no han sido completamente verificados, y que parte de la información provista es simplemente errónea. Una vez que a un jugador se lo inscribe en los Archivos Griffin, en la actualización de una de sus revistas o en la base de datos en línea, prácticamente no tiene manera alguna de defenderse. Incluso pueden terminar inscriptos los amigos de jugadores que han sido vistos en las mesas. La regla de que una persona se presume inocente hasta que se pruebe lo contrario a menudo funciona de manera inversa, y una vez que un jugador es localizado por Griffin Investigations, culpable o inocente, el efecto dominó ha de perseguirlo por siempre. La policía y los reguladores estatales de apuestas son los únicos, además de los Casinos, que pueden acceder a dicha información.

Griffin Investigations consiguió poner nerviosos a los jugadores y equipos de blackjack que intentaban hacer saltar la banca. Se dice que Kevin Lewis, ex miembro del célebre Equipo MIT de Blackjack (emplea un seudónimo para proteger su identidad), comentó en cierta ocasión “Siempre lo temí” al referirse a las poderosas repercusiones que podría tener Griffin Investigations.

casino blackjack

El Equipo MIT de Blackjack finalmente debió separarse a causa de Griffin Investigations. La Compañía compiló nombres, fotografías, direcciones y números telefónicos del equipo, y el resto es historia. El Equipo no tuvo posibilidades de sobrevivir después de eso.

En resumen, Griffin Investigations ha sido muy beneficioso para los casinos, pero por otra parte también ha hecho mucho daño.

casino blackjack

US – Ignition