Blackjack Americano contra blackjack europeo

Existen muchas variaciones de blackjack que se juegan en casinos o en páginas de apuestas en todo el mundo. Sin embargo, la gran mayoría se basan en una o en ambas variantes principales del juego: el europeo o el americano. Aunque ambas versiones se juegan con las mismas reglas básicas, es muy importante que los jugadores entiendan las pequeñas diferencias que podrían afectar el modo de juego y las estrategias que se deben utilizar. Echemos un vistazo y comparemos el blackjack europeo y el blackjack americano.

Blackjack Americano contra blackjack europeoLa carta tapada

En el blackjack americano el crupier reparte 2 cartas: una que está boca abajo y otra boca arriba. La carta boca abajo es conocida como carta tapada o hole card. Un crupier tiene permitido mirar la carta si hay una posibilidad de blackjack. Es decir, si la carta boca arriba es un as, el crupier inmediatamente comprueba la carta tapada sin que nadie más vea la carta. Si la carta tapada le da un blackjack al crupier, la mano terminará y el crupier recogerá todas las apuestas.

En el blackjack europeo no hay carta tapada: el crupier solo reparte 1 carta que está boca arriba y solo recibe una segunda carta después de que los jugadores hayan completado una segunda mano. Esto hace imposible que el crupier compruebe si tiene blackjack antes de que el jugador complete la mano.

Una ventaja potencial que ofrece el blackjack americano a diferencia del blackjack europeo con respecto a la carta tapada es que en la versión americana, debido a que la mano acaba inmediatamente si el crupier tiene un blackjack, eso le evita al jugador más pérdidas que pudieran ocurrir al doblar o dividir. ¡Sería una apuesta arriesgada doblar si el crupier tiene un as boca arriba!

Barajas en juego

En el blackjack europeo se usan 2 barajas estándar de cartas y en el blackjack americano se usan entre 6 y 8 barajas estándar. Entre más barajas se usen en el zapato, más ventaja tendrá la casa y más difícil se hace contar las cartas.

Doblar

Doblar significa que puedes doblar la apuesta inicial si piensas que tu mano vencerá a la del crupier. En el blackjack europeo los jugadores pueden doblar solamente en manos con un valor de 9, 10 u 11, mientras que en el blackjack americano los jugadores pueden doblar con cualquier valor total. De hecho, en el blackjack americano los jugadores pueden doblar después de dividir.

casino blackjack

Dividir

Dividir consiste en separar el par de cartas que se te repartió inicialmente en 2 manos separadas, por lo tanto, se dobla la apuesta y tu oportunidad de ganar más. Básicamente permite que los jugadores se aprovechen de una carta más débil del crupier.

En el blackjack europeo los jugadores tienen permitido dividir la mano solo una vez y solo pueden dividir cartas con valor de 10, jotas, reinas y reyes.

En el blackjack americano, los jugadores pueden dividir su mano 3 veces para crear hasta 4 manos y pueden dividir cualquier par de cartas. Los jugadores solo pueden tomar una carta al dividir ases, los cuales además solo pueden dividirse una vez.

Estrategia

En general, al jugar blackjack americano los jugadores pueden ser más agresivos al dividir y doblar, a diferencia del blackjack europeo donde deben ser más conservadores a la hora de dividir y doblar, especialmente cuando la carta boca arriba del crupier es un as o un 10.

Rendirse tarde

Esta es una opción que permite que el jugador reconozca su derrota después que se hayan repartido las 2 cartas iniciales. Un jugador que opta por esto pierde 50% de su apuesta y no toda la apuesta inicial. Esta opción es particularmente útil cuando un jugador llega a la conclusión de que es difícil ganar.

En el blackjack americano los jugadores pueden rendirse en cualquier momento mientras que en el blackjack europeo no hay opción de rendirse.

Resumen de las diferencias entre blackjack americano y blackjack europeo

Comprender las sutiles diferencias entre el blackjack europeo y el americano puede ayudar a los apostadores a utilizar estrategias apropiadas al momento de jugar, mejorando de esa forma sus oportunidades de ganar. Aunque ambas variantes del juego tienen claras ventajas, en general las reglas del blackjack americano son más flexibles, fáciles y ofrecen más oportunidades de aumentar tu potencial de ganar.