Reglas del blackjack

En el mundo del casino, el blackjack es considerado el juego de mesa más emocionante y popular. La razón principal por la que es tan atractivo es que en el blackjack los jugadores tienen una ventaja sobre la casa, y por eso es una opción interesante para apostadores novatos y profesionales. La facilidad para aprenderlo y jugarlo ha hecho que el blackjack sea cada vez más popular y atractivo para jugadores de todo el mundo.

Revisemos las reglas básicas del blackjack y cómo puedes dominar con facilidad este juego de mesa:

- $3,000 Bono de bienvenida

- 100% de bono + 50% devolución

Básicos del blackjack

Valores de las cartas de blackjack

Las cartas del 2 al 10 tienen el valor del número de la carta.

Para empezar, el blackjack es un juego de cartas donde el apostador competirá contra la casa o el crupier. El juego consiste en los jugadores sacando cartas que tienen un valor específico. Por ejemplo, todas las cartas de 2 a 10 tienen un valor basado en el número que aparece en la carta. Es decir, que un 5 de corazones tiene un valor de 5 y un 9 de picas tiene un valor de 9. Es importante tener en cuenta que el palo de la carta no tiene influencia en su valor. Eso quiere decir que un 4 de diamantes y un 4 de corazones tienen el mismo valor de 4.

Adicionalmente, todas las cartas de la corte: jotas, reinas y reyes del mazo tienen un valor de 10 cada una. El as es considerado la única carta diferente porque tiene dos valores, es decir, el as puede contarse como 11 o como 1 y esto lo determinará la combinación de cartas que el jugador tenga. Por ejemplo, si un jugador saca un as y un 9, entonces es probable que cuenten el as como un 11, dándole al apostador un conteo total de cartas de 20 (11+9).

Valor de las cartas de la corte y el as

Las cartas de la corte valen 10 y el as vale 1 u 11. Una carta de la corte combinada con un as es un blackjack, es decir, 21.

Sin embargo, si el apostador saca un 3 y un as, pueden escoger que el as sea un 1 y solicitarle al crupier una carta adicional (pedir).

El objetivo del juego de blackjack es lograr una puntuación lo más cerca posible del 21. Esto debe lograrse sin pasarse del 21. Si no llegas al 21, el objetivo del juego es conseguir una puntuación mayor a la del crupier. Por ejemplo, un apostador saca un 10 y un 8 y por esa razón su puntuación es de 18. El crupier tiene un 9 y un 8, es decir, su puntuación es de 17. En este ejemplo, la puntuación del apostador es mayor que la del crupier y está más cerca del 21, y por esa razón, el apostador gana.

En términos más sencillos, el objetivo principal del juego de blackjack es conseguir un as y una carta con valor de 10 para llegar a una puntuación total de 21.

Apuestas y ganancias
Para poder jugar blackjack y para poder jugar una ronda, el apostador debe hacer una apuesta. En términos de ganancias, una mano ganadora de blackjack recibirá un pago de 1:1. Esto significa que si el jugador apuesta $20 y gana la mano, deberá recibir $40. Es decir, los $20 de su apuesta original y $20 de ganancias. Si un apostador saca una mano de “blackjack” en sus primeras dos cartas, es decir, un as y una carta con valor de 10, se le pagará al apostador 3:2. Por ejemplo, si el jugador apuesta $20 y saca una mano de blackjack, su pago será $50. En el blackjack, tan pronto como el jugador tiene una mano ganadora, se le paga inmediatamente. El único momento en que no recibirá su pago inmediatamente es cuando la carta boca arriba del crupier es un as o una carta de 10. La razón es que el crupier también tiene una mano de blackjack y ese turno se considera un empate. En este caso, al apostador se le devolverá la cantidad inicial que apostó.

Límites de mesa
Los límites de mesa para el blackjack varían de casino en casino. En algunos casinos físicos los límites de las mesas empiezan con un mínimo de $5, mientras que los casinos online ofrecen manos de hasta $1. Además de esto, cada casino puede tener un máximo de apuesta que puede estar entre $50 y $50 000 (sí, esto es en el Caesar’s Palace en Las Vegas, el único casino hoy en día en tener una apuesta máxima de $50 000). La mayoría de las mesas de blackjack permiten hasta 6 jugadores y una vez empieza el juego, el crupier repartirá las cartas a los apostadores de izquierda a derecha. Cuando todos los apostadores tengan sus cartas, el crupier será el último en actuar en el juego de blackjack.

Modo de juego

Mesa de blackjack

Los apostadores hacen sus apuestas en la casilla para recibir cartas.

El juego de blackjack empieza con el apostador colocando su apuesta en la casilla o círculo de apuesta frente a él. Es importante tener en cuenta que se ubican fichas de baja denominación sobre las demás fichas, mientras que las fichas de mayor denominación se ubican debajo. Una vez todos los jugadores han hecho sus apuestas, el crupier indicará que no se aceptan más apuestas. El juego de blackjack empezará y las cartas serán repartidas.

Para empezar, el crupier repartirá una carta del zapato barajado para el primer jugador a su izquierda y continuarán hacia la derecha hasta que a todos los apostadores se les haya repartido una carta. El crupier también se repartirá una carta a él mismo. Estas cartas repartidas a los apostadores se dan boca arriba pero la primera carta del crupier está boca abajo, y solo las siguientes cartas están boca arriba. Antes de que el juego continúe, si la carta boca arriba del crupier es un as, los apostadores tienen la opción de comprar una apuesta segura que cuesta un 50% del valor de la apuesta. Por ejemplo, si el apostador hizo una apuesta de $100, para asegurar su mano en contra del posible blackjack del crupier necesitará comprar una apuesta segura por $50. Si el crupier sí tiene un blackjack, el apostador perderá su apuesta inicial de $100 pero recibirá un pago de 1:1 por su cantidad asegurar, es decir, recibirá $100. Además, todas las demás manos no aseguradas que no sean blackjack serán automáticamente manos perdedoras y el crupier recogerá las apuestas de estos jugadores y la ronda acabará. Si un jugador también tiene blackjack, esto se llama empate y el jugador solo recibirá de vuelta su apuesta original y el turno acabará.

En el escenario anterior, si el crupier no tiene un blackjack, los apostadores que compraron la apuesta segura, perderán la cantidad del seguro y el crupier preguntará a cada apostador, de izquierda a derecha, qué acción quiere realizar. Basándose en las cartas repartidas, el apostador puede escoger solicitar otra carta (pedir) o pueden escoger no solicitar cartas adicionales (plantarse). Es importante tener en cuenta que los apostadores tienen una variedad de opciones de las que escoger cuando sus primeras 2 cartas han sido repartidas y la decisión que tomen en este momento debe hacerse teniendo en cuenta las otras cartas que tienen los demás apostadores en la mesa y el crupier.

¿Entonces cómo sabe un apostador cuándo debe plantarse o pedir? El apostador necesita evaluar el valor de su carta. En la mayoría de los casos, un apostador se planta cuando el valor de sus cartas está entre 16 y 21. La mayoría de los jugadores también piden si tienen 11 o menos. Un apostador puede pedir otra carta todas las veces que quiera pero una vez sobrepasan el 21, la mano se ha pasado y el crupier retirará la apuesta de ese jugador. Además, cuando un apostador pide varias veces, esta decisión debe estar basada en la carta boca arriba del apostador. Hay una amplia variedad de estrategias que se pueden usar bajo estas circunstancias y en la sección de Estrategias se discutirán en más detalle.

Si un jugador decide plantarse, el crupier continuará de izquierda a derecha hasta que cada jugador haya completado su turno.

Una vez todos los jugadores han completado sus acciones, el crupier revelará su carta boca abajo para mostrar su puntuación. Si un crupier tiene menos de 17, deberá continuar sacando cartas hasta que llegue a 17 o más, sin pasarse de 21. Cuando el crupier llegue a 17 o más, se plantará y su puntuación se comparará con la de cada jugador. Si la puntuación del jugador es mayor que la del crupier, se les pagará 1:1 y si la puntuación es menor que la del crupier, entonces perderá su apuesta inicial. En el caso de que las puntuaciones del apostador y el crupier sean iguales, al apostador se le devolverá su apuesta inicial y se considerará un empate. Si el crupier se pasa en cualquier momento, todos los apostadores en la mesa ganan y recibirán pagos 1:1. Cualquier apostador que tuviera blackjack, ya se le ha debido pagar 3:2 durante la ronda.

Esta es la información básica sobre blackjack y cómo jugar este emocionante juego. Ahora pasaremos a hablar de reglas avanzadas e intermedias de blackjack donde se tocarán temas interesantes como doblar, dividir y más. Las reglas que hemos cubierto hasta ahora son la forma más pura de blackjack pero es importante tener en cuenta que existen variaciones. También hablaremos de esas formas de blackjack en otros tutoriales pero nunca debes olvidar que las reglas básicas del blackjack de las que hemos hablado aquí no cambiarán.

¡Listo para jugar y ganar!

- $/€/£ 500 paquete de bienvenida

- $10 gratis