Jenny Kephart ha estado batallando en la corte por dos años con un casino de Indiana debido al hecho de que les debe dinero pero no cree que deba pagarles. Kephart tiene un problema de adicción a las apuestas y perdió $125.000 en las mesas de blackjack del casino, y ha estado en juicio desde que perdió el dinero. Dice que los empleados deberían haberle negado los adelantos de financiamiento. El caso sera tratado ahora en la Suprema Corte de Indiana.

Fue en marzo de 2006 que Kephart visitó el casino Caesars Riverboat, que es ahora conocido como Casino Horseshoe Southern Indiana. Kephart inició una jornada de apuestas en la que terminó perdiendo $125.000 en crédito que había sido aprobado por el casino. Antes de pedir el préstamo, Kephart había perdido $8.000 de su propio dinero. La mayor parte de sus pérdidas vinieron del juego constante en las mesas de blackjack.

El caso pasará ahora a la Suprema Corte de Indiana el próximo mes para evaluar si Kephart tiene que pagarle al casino. Es posible que las implicaciones legales podrían motivar que pasara a ser tratado más allá del estado de Indiana. Kephart admite que tiene un problema de adicción a las apuestas, pero esta es también su excusa acerca de por que no debería devolverle el crédito al casino.

US – Ignition