Los casinos de Pensilvania ofrecen actualmente juegos de mesa electrónicos en sus casinos, pero a muchos clientes les gustaría tener el juego real. Los apostadores podrían ver su deseo hecho realidad ya que los legisladores de Pensilvania están intentando que sea aprobada la legislación para ofrecer blackjack, craps y poker en los casinos. Un nuevo proyecto de ley ha sido creado para legalizar los juegos de mesa para ayudar a recaudar dinero para ayudar a los fondos del estado.

Los legisladores están buscando un compromiso con los líderes legislativos para legalizar los juegos de mesa para incrementar los ingresos del estado. El estado tiene actualmente un déficit de $3 billones. Los operadores de casinos de Pensilvania también quieren agregar juegos de mesa. Han argumentado que el blackjack, craps y poker incrementarían las ganancias de los casinos además de crear miles de trabajos así como un incremento en lo que el estado recibe a través de los impuestos.

El nuevo proyecto creado, de ser aprobado, hará que cada lugar que ofrezca juegos de mesa pague $10 millones en tarifas además de una tarifa anual de renovación de $500.000. Aunque muchos quieren que el proyecto sea aprobado, el gobernador Ed Rendell ha amenazado con vetar el plan.

El representante William DeWeese ha comentado que incluso aunque el gobernador ha dicho que vetará el plan los juegos de mesas llegarán eventualmente a los casinos. DeWeese comentó: “Aunque puede que sea un poco prematuro, ya que el gobernador dijo que solamente aceptaría los juegos de mesa una vez que todos los lugares que ofrecen slots estuvieran funcionando, creo que la naturaleza urgente respecto al tema del presupuesto y el acuerdo por parte de los republicanos del senado acelerarán de manera importante las conversaciones la próxima semana.”

US – Ignition