A Thomas P. Donovan se le fue prohibida la entrada al establecimiento Grand Victoria Casino and Resort por contar cartas en la mesa de blackjack. Donovan inició un caso contra el casino para volver a ganar el derecho de visitarlo y apostar.

Donovan planteó la pregunta: ¿Debe un casino permitirle a un auto declarado profesional del blackjack contador de cartas jugar? El abogado de Donovan argumenta que el Grand Victoria así como también el estado, no tiene ninguna regla para prohibir dicha práctica. Por esta razón, a Donovan no puede serle prohibida la entrada al casino.

El abogado del Grand Victoria argumenta que el casino es una compañía en manos privadas y por lo tanto puede elegir no aceptar clientes por cualquier razón. El miércoles, el caso de Donovan fue atendido por tres jueces de la Corte de Apelaciones de Indiana en la Universidad del Sudeste de Indiana en New Albany. Los casos inusuales de interés en la comunidad terminan usualmente fuera de los establecimientos de la corte.

El caso atrajo a una multitud de más de 300 estudiantes, representantes de casinos y también cuatro jueces de cortes locales. El juez L. Mark Bailey fue uno de los jueces que atendió el caso y declaró que un veredicto podría ser alcanzado en unos dos meses.

US – Ignition